noviembre 11, 2021 shichi go san

Shichi-Go-San – Festividad Tradicional Japonesa

Shichi-Go-San (七五三 lit. “siete-cinco-tres”) es una costumbre japonesa que se celebra el 15 de noviembre. En este día los niños de cinco años y niñas de tres y siete años visitan los santuarios para orar por la salud y la prosperidad en su crecimiento.

shichi go san

En el Japón antiguo, los niños eran más susceptibles a las enfermedades y la mortalidad en los niños era un problema grave. La festividad Shichi-Go-San surgió como una forma de marcar momentos importantes en el desarrollo de los niños, donde uno de los más grandes era llegar a los siete años, cuando se consideraba que un niño tenía ya el favor de los dioses y se había unido a la sociedad como un fiel más del santuario o templo local.

También se dice que las edades tres, cinco y siete eran cuando se llevaban a cabo ceremonias de purificación para los niños ya que las edades impares se consideraban de buen augurio. Actualmente esta costumbre se celebra como una forma de agradecer la salud y la felicidad de los niños.

Banner 19

Shichi-Go-San es la combinación de tres costumbres distintas que se celebraban en el período Heian (794-1185) Existen momentos o pasos importantes en el crecimiento de un niño, por ejemplo, a los tres años, a los niños y niñas se les permitía dejar crecer el cabello; a los cinco, se consideraba que los niños tenían la edad para usar un hakama (pantalón con un kimono); y las niñas celebraban el cumplir siete años usando su primer obi (faja) en los kimono.

Actualmente las familias en Japón celebran esta festividad vistiéndose de traje o kimono y visitando un santuario o templo y los niños reciben obsequios de buen augurio. Algunas familias piden una ceremonia especial y otras presentan una ofrenda monetaria para la buena salud de sus hijos.

Tradicionalmente, cada edad tiene su propio atuendo especial. Las niñas de tres años usan un kimono con hombros al descubierto y sin obi con un chaleco que se llama hifu. Las niñas de siete años visten un kimono y una faja u obi. Por otro lado, los niños de cinco años usan hakama y un haori largo (una tipo chaqueta) con estampado decorativo. Como no se requiere una vestimenta tradicional, algunos niños van a los santuarios con trajes o vestidos convencionales.

Aunque no se requiere vestimenta tradicional, muchas familias rentan estos trajes especialmente para ir al templo o santuario.

Existe también la costumbre de regalar dulces a los niños, unos palitos largos que se llaman chitose ame (千歳飴 lit. caramelo de mil años) los cuales representan el deseo de larga vida. Los dulces vienen en color rosado y blanco, y son colores de buen augurio que se utilizan para celebraciones. A los niños se les da la cantidad de dulces que corresponda a su edad.

Chitose ame (千歳飴 lit. caramelo de mil años) se dan a los niños en esta festividad.

Existen muchas razones por las que se eligió este día (15 de noviembre) para celebrar esta festividad. Una es porque ese es el kishukunichi (鬼宿日) que literalmente significa “el día en que los demonios se quedan en casa”. Supuestamente es un día fortuito para celebraciones que no sean bodas. Otra razón, es que según el calendario lunar tradicional, el mes de noviembre era cuando se agradecía a los dioses por la cosecha del año. El día 15 del mes sería luna llena, por lo que la gente agradecía a los dioses por permitir que sus hijos también “maduraran con la edad”.

Se cree que fue en el período Edo cuando se comenzó a regalar los chitose ame a los niños en este día.

Y una tercera razón es que el número 15 es la suma de siete, cinco y tres, una representación perfecta de las edades celebradas y que también son todos números impares los cuales se consideran muy auspiciosos.

Y en tu país se celebra algo parecido a esta festividad tradicional japonesa Shichi-Go-San? Cuéntanos en los comentarios!

Comparte

Deja un comentario

0
    0
    Tu Carrito
    Vaciar CarritoRegresa