julio 12, 2022 Hachiko – Un Perro muy leal

Hachiko – Un Perro muy leal

Todos los días durante un año, el Akita dorado llamado Hachikō, acompañaba a su dueño, el profesor Ueno, a la estación de Shibuya y todos los días esperaba que el profesor regresara para caminar de regreso a casa.

Foto cercana a la época en la que Hachiko y el profesor Ueno caminaban por las calles de Tokyo en su regreso a casa.

Sin embargo, un día llegó el tren pero el profesor Ueno no venía en él. Hachiko regresó al día siguiente, y al siguiente, pero su amo seguía sin regresar, pero no había manera de decirle al fiel perro que su amo había muerto de un derrame cerebral y que nunca volvería a bajarse del tren para saludarlo.

Foto de la época de Hachiko. Se volvió una celebridad entre los viajeros y los locales.

Durante nueve años, Hachikō esperó en la estación de tren todos los días. Los viajeros y los empleados de la estación le daban golosinas y le hacían compañía. Pronto se convirtió en toda una celebridad a lo largo de los años, inspirando libros, películas, arte y poesía hasta estuvo presente en la inauguración de su propia estatua de bronce, una versión de la cual aún permanece en la estación de Shibuya y es desde hace mucho un lugar de encuentro entre las personas.

Estatua de Hachiko frente a la estación de Shibuya

Cuando Hachikō murió en las calles de Shibuya en 1935, sus restos fueron disecados y actualmente se pueden visitar en el Museo Nacional de Ciencias de Japón en Ueno, Tokyo. Un antiguo alumno del profesor Ueno hizo estudios sobre la genealogía del perro, declarando a Hachikō como uno de los 30 Akita de raza pura que quedan en el mundo.

Comparte
Etiquetado en:

Deja un comentario

0
    0
    Tu Carrito
    Vaciar CarritoRegresa